Del pragmatismo a la realidad

Concluida la cumbre de París, retomamos la publicación de noticias y comentarios sobre el cambio climático. Hoy publicamos una reflexión de Carmen Paredes Velasco sobre el pragmatismo y el papel que ocupa el calentamiento global  en la enseñanza de la Escuela de Energía y Minas de Madrid.

Tienes dieciocho años y llegas sin modelar a la universidad para estudiar una ingeniería en la Escuela de Minas y Energía de Madrid. Los cuatro años que tardas en hacer la carrera se pasan rápido y tienes pensamientos que más adelante te sorprenden tanto, que impasible no te quedas.

La reflexión la hago desde la propia experiencia siendo alumna de la mencionada Escuela, que es predominantemente petrolera, minera, y energética. Fui tan pragmática que tras cuatro meses estudiando la energía nuclear era capaz de defenderla. Al visitar una mina a cielo abierto sólo veía unos camiones de tres metros de altura. Estudiaba el petróleo y sabía clasificarlos por sus grados API. Algo vimos de energías renovables y me escandalicé cuando en tan sólo tres clases vimos en fotografías los impactos medioambientales de unas extracciones de crudo en Venezuela.

Pero la indignación duró poco, la cabeza estaba en una vorágine de fórmulas, laboratorios, informes, exámenes… lo último que cabía eran escepticismos y pensamientos críticos, había que aprobar, terminar la carrera y ponerse a trabajar. Lo normal. Gracias a ese pensamiento empírico aprendí mucho desde luego, la Escuela no tiene en vano un gran prestigio, y no es mi intención desbaratarlo. Me proporcionó una amplia mirada teórica de las tecnologías y me gusta decir con orgullo que estudié en ella.

Al terminar esa etapa comienzas a ver los marcos, es decir, te das cuenta de que los reactores Westinghouse son estupendos en la técnica, pero los riesgos demasiado altos. De que necesitamos de la minería para obtener los recursos, pero esquilma suelos y vidas. Que por mucho que te gustase el ciclo Otto de combustión, éste emite CO2 y ello afecta directamente al incremento de gases de efecto invernadero, al calentamiento global, y al cambio climático que va asociado. Sientes que casi todo lo que has estudiado hasta el momento contribuye directamente a la destrucción de la vida en el planeta. Este hecho te vapulea tanto que no entiendes qué ha pasado durante cuatro años de tu vida, en los que las palabras “desarrollo sostenible” estaban demasiado lejos del vocabulario de la gran mayoría de profesores, o de los planes formativos.

¿Qué pasa ahora? Durante los dos últimos meses realicé en la Escuela una encuesta para conocer cómo perciben los alumnos y profesores el problema del Cambio Climático. El cuestionario fue contestado por una muestra porcentual significativa y algunos de los resultados los expongo a continuación. Dejando a un lado preguntas básicas acerca de si se cree o no en el Cambio Climático (el 92.9% piensa que sí está ocurriendo), o sin son factores humanos, naturales o ambos los que están causándolo (el 51.3% considera que se está produciendo principalmente por causas humanas); lo que más me interesaba conocer es lo que alumnos y profesores opinan acerca de la influencia sobre las causas el Cambio Climático de las diferentes industrias y tecnologías que se aprenden y enseñan en la Escuela, cuya práctica profesional será desarrollada en el futuro. La muestra considera que la influencia de la industria extractiva del mineral, gas y petróleo es “mucha” o “bastante”, mientras que la influencia de industrias como la de los biocombustibles, las energías renovables y la energía nuclear es de “poca” o “ninguna”. Es agradable intuir que aunque sea una Escuela con marcadas tendencias petroleras, la muestra es consciente de los impactos, aunque no siempre se piense en el ciclo de vida de la tecnología o en los residuos que pueda generar. Muy importante también era conocer el grado de información que se recibe e imparte en la Escuela, puesto que pienso que durante estos años de estudios estamos expuestos al pragmatismo sin sentido. Más de ¾ de la muestra considera que han recibido “poca” o “ninguna” información, y casi un 80% cree que se debería hablar del cambio climático en las aulas. Además dejé abierta la posibilidad de que se hicieran comentarios respecto a este tema:

“Lamentablemente la Escuela se cuelga muchas medallas sobre su importancia e interés en los temas energéticos, pero a la hora de la verdad no hay una preocupación real y muy pocos profesores e investigadores dedicados a este tipo de temática.” (Profesor/a). “Estamos estudiando una carrera que está ligada al medio ambiente. Deberíamos saber más sobre el tema.” (Alumno/a). “Creo que es un problema grave y real, y que desde la Universidad no nos conciencian” (Alumno/a). “Salvo que el tema sea relevante en la asignatura en cuestión, no considero que los profesores debieran hacer uso de su cátedra para difundir ideas, sean buenas o malas” (Profesor/a). “Es fundamental concienciar a las nuevas generaciones de ingenieros sobre el papel tan importante que pueden tener en el desarrollo de su vida profesional.” (Profesor/a).

Obviamente son opiniones y éstas se posicionan según lo que la persona cree, pero lo que sí parece claro es que existe una mayoría preocupada por el tema y un interés creciente por que los estudios técnicos tengan un mayor enfoque medio ambiental, pues aún siendo una Escuela de Ingeniería, el 61.9% de la muestra encuestada considera que el mejor modo de resolver los problemas del medio ambiente sería cambiando nuestro modo y estilo de vida; el 32.7% piensa que hacer avanzar la ciencia y la tecnología sería la mejor manera, y el 5.3% aboga por una sinergia entre ambas opciones.

No todo está perdido mientras haya profesores, educadores y estudiantes que crean que el empirismo de las universidades técnicas tiene que evolucionar, que consideren sus enseñanzas como parte de un todo y no de forma aislada, que sepan transmitir que la técnica, sin el factor humano-animal y medio ambiental, no sirve de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s