Hay que generar cambio, pero no climático

Cambiamos de tono en esta entrada para presentaros una narración de Lara Munuera sobre la situación del Planeta y los riesgos del cambio climático, en forma de relato de una adolescente a una amiga. Disfrutadla.

La historia es esta: el planeta ese precioso en el que vives, está jodido. Es un hecho. Entérate. Te lo voy a explicar punto por punto, parte por parte para que nadie se pierda. Por si acaso, por si la escasa concienciación general se trata de falta conocimiento o de información, empezaremos por el principio.

La Tierra está formada por capas. Al igual que las cebollas, ya sabes. Como en primaria nos enseñaron la lección iba así, Núcleo, Manto y Corteza. Dentro de la corteza, está: Litosfera, Hidrosfera, Criosfera, Biosfera, Atmósfera. Os cuento rápido: Litosfera, lo que viene a ser la roca, donde se sustenta todo. El agarre. Hidrosfera, la capa donde se produce el ciclo del agua. Criosfera, esto son los glaciares del planeta básicamente. Atmosfera, ya sabéis, por donde circula el aire. Biosfera es el conjunto de los seres vivos del planeta, el pack completo y sus relaciones. Resumiendo, la vida.

Mola ¿eh? Como ya sabrás todas estas cosas están conectadas, todo tiene un equilibrio y una armonía. Por lo tanto, si algo de esto se desestabiliza, causa problemas en el resto y se producen sucesos que no son nada agradables para la vida sobre la Tierra. Ahora te voy a decir algo que seguro que no tenías ni la más remota idea! Vives en la Tierra, amiga, te lo juro. O sea, antes de vivir en el 5º C, del portal 134, de la calle del Amparo, del barrio de Lavapiés, de Madrid, de España, de la fantástica Unión Europea, antes de todo eso, eres una personita que pertenece junto con otro porrón de personitas al planeta Tierra. Sí, ese, el que está entre Venus y Marte -estoy de un didáctico hoy que no hay quien me pare-. Así que, querida amiga, esto te incumbe. Sí, quiero decir, tómatelo como algo personal. No sé, piensa algo así como que el planeta es tu iPhone y te aparece el mensajito: LA BATERÍA SE ESTÁ AGOTANDO. Estás fuera de casa. No sabes cuándo puedes volver y lo más dramático de todo, no tienes cargador. Debes dosificar la batería. Cierra aplicaciones, úsalo sólo para lo que sea estrictamente necesario. Desconecta la conexión a internet. Te suena todo esto, ¿no? Cuando queremos somos la mar de eficaces y llevamos lo de reducir al pie de la letra. Pues la historia es algo así. TU PLANETA SE ESTÁ AGOTANDO. Entonces coleguita, aplícate el cuento. Vamos a intentar enlazar cada uno de los problemas provocados por el cambio climático con los efectos que sufren estas capas. Por si hay dudas de su existencia o del concepto, lo aclaro en un santiamén.

El cambio climático no es que haga calor en Sevilla. Eso es lógico y normal, todo el mundo sabe que Sevilla es la ciudad más cercana al sol. El cambio climático es una movida. Pero gorda, donde hay varios factores que lo provocan: la propia Tierra, que decide que ahora toca un periodo más caluroso, que ella durante las glaciaciones lo pasó fatal, que le apetece veraneo. Vale, hasta ahí todo bien. El problema viene cuando ese veraneo global que se está produciendo nos achicharra vivos. Parte del cambio climático está provocado por causas naturales, pero también hay que tener en cuenta otros factores. NOSOTROS. Nosotros, que somos poco astutos a largo plazo, no hacemos otra cosa que acelerar el proceso de autodestrucción. El ser humano, ese ser racional e inteligente le gusta el fuego más que a un tonto un lápiz. Desde que fuimos capaces de crear fuego y quemar todo lo que se nos pusiera por delante, ya no hemos parado. Quemamos bosques a mansalva, quemamos carbón, quemamos gases, quemamos petróleo, quemamos a otros seres humanos, seres racionales como decía. Quemamos por encima de nuestras posibilidades, luego, la Tierra se calienta.

Vuelvo con las capas de la cebolla para analizar un poco todos estos puntos. Hidrosfera: el agüita. Esta es la mejor, lo que pasa que a veces parece que olvidamos que bebemos agua en vez de gasolina. O que con el agua se hace la coca-cola, la cerveza, el gin-tonic, vamos, todas las bebidas que ingieres, querida humana. Por no hablar de que riegas los campos y proporciona vida no solo a ti, si no a los arbolitos. El agua, el recurso más importante, me atrevería a decir. Ese mismo que, por ejemplo, en este país seguimos utilizando para el vital riego de campos de golf.

El agua como sistema es brutal. Tiene un ciclo maravilloso que hasta un niño es capaz de explicarte. ¿Cómo afecta el cambio climático al agua? Pues, como todos los sistemas son complejos, ni te cuento el del agua, con sus mares, sus ríos, sus corrientes… La “reforma climática” (adapto el término a los tiempos que corren) supone un cambio en las temperaturas de los mares y océanos, un desajuste de las salinidades que se traduce en un cambio en un millón de cosas, especies que no puedan sobrevivir a las nuevas concentraciones de salinidad y pH o por ejemplo, la modificación de las corrientes marinas. Una variación en la famosa corriente del Golfo puede hacer que el culo de la mismísima Reina de Inglaterra se congele. And God won’t save the queen. Por todo esto yo no sé cómo los dirigentes del planeta siguen con semejante pachorra. Un efecto directo de la cantidad de CO2 que estamos emitiendo es la acidificación de los océanos. Cosas así… que se vean perjudicadas por esto… Los arrecifes de coral. Caput! Con lo de moda que está el snorkel y el buceo, que leches vas a ver cuando bucees y no haya nada de vida en los océanos, ni colores. Nada que merezca la pena. ¿Qué foto subirás a Instagram?, ¿cómo podrás fardar de tu último viaje a Australia? Criosfera: vale, esta es la típica imagen de la “reforma climática”. El deshielo de los polos. Quiero que pienses en ese oso polar que se queda sin hogar, no, mejor. En la cría de ese oso polar que se queda sin casa y sin familia. Bien, ahora con lágrimas en los ojos, volvamos a darle otra vuelta a esto. Emites CO2 y metano y otros gases a tutiplén, calientas la tierra, las temperaturas suben. Los glaciares se derriten. Te quedas sin Ártico. ¿No eres capaz ni por el bendito oso de disminuir las emisiones? No tienes corazón. Pero para más inri, os cuento lo del permafrost. Que te va a dejar HELADA.

El permafrost es básicamente suelo helado que se mantiene a una temperatura bajo cero mogollón de tiempo -soy muy específica, lo sé-. El tema es que ese permafrost se está descongelando (como todo últimamente) y esto hace que se produzca lo que denominamos ley de acción-reacción. Acción: descongelación del suelo en zonas como Alaska, Canadá o Siberia. Reacción: se hunde todo todito. Claro, nadie contaba cuando se construían casas a diestro y siniestro que la base donde se sustentaban se deshielaría. Pues toma. Pero es que encima, si no tienes suficiente con el tocado y hundido, al descongelarse el permafrost se liberan gran cantidad de CO2 y metano. Este último es el gas que más aumenta el efecto invernadero. Genial, ¿verdad?

Hilando un poco con el hielo, y la siguiente capa que es la Litosfera, vamos a tener una pequeña charla sobre la Glacio-isostasia. Sí, queridas gentes ¡Es todo un fenómeno! Ya sabes que el nivel del mar subirá “x” metros dependiendo de la zona geográfica, parece que es lo único que se conoce del Cambio Climático. Pero ya no es por una subida de aguas en sí, si no que habrá una bajada de costas! A ver, lo explico.

Antaño, durante las glaciaciones, Europa y otros continentes estaban prácticamente congelados y era muy común que durante kilómetros de superficie se encontraran enormes glaciares. Estos glaciares, al igual que un kilo de plumas, pesan. Esas toneladas de glaciares provocaron una modelación de las placas tectónicas, volviéndolas cóncavas. Como bien sabes, ahora no hay grandes glaciares, de hecho cada vez son más pequeños y más temporales, por lo que ese peso que ejercían ha remitido, haciendo que pooooco a poco, las placas vuelvan a estar en su forma original, lo que está produciendo que todo el perímetro de las mismas esté bajando los niveles. Y para continuar con lo bonito de la Tierra… Litosfera: veamos, rocas… ¿qué hay en las rocas? En lo hondo y oscuro de las más grandes rocas del planeta encontramos lo que más nos mola a los humanos. Petróleo, carbón y gas natural. ¿Notas como se te eriza la piel? Lo sé.

Los combustibles fósiles son lo más de lo más. Gracias a ellos hoy en día tenemos todo lo que poseemos. Y que el Señor me castigue si lo que digo es incierto, pero en gran medida a ellos le debemos la evolución del ser humano. Hay que ser sinceros, sin ellos, hoy por hoy, no somos nada ni nadie. ¿Cuál es el problema? Pues… que estos pobres combustibles son incapaces de reproducirse. Es decir, por más que juntes dos trozos de carbón y los frotes bien fuerte no te va a salir otro trozo en miniatura. Esto NO pasa con los combustibles fósiles. Quiero que este concepto quede claro. Son FINITOS. Y aquí está el drama: quedan pocos. Y los que quedan son muy difíciles de extraer y contaminan mogollón. Un ejemplo son arenas bituminosas que son arenas compuestas por bitumen que tras procesos de separación y refinería generan un producto similar al petróleo. Este tipo de compuesto deja grandes impactos sobre el medio al ser extraído. Allí donde había bosques y ríos estupendos para pasar el día en familia ahora queda esto: En futuro no muy lejano… Arenas venenosas las llaman, ¡no te digo más!

Entonces la quema de combustibles ¿qué produce? Gases de efecto invernadero, que se quedan atrapados en nuestra atmósfera y esta pobre, no da para más. “Vamos a pasar el domingo a la cantera de arenas bituminosas. Los niños jugarán tranquilos en esas enormes explanadas”. Atmósfera: dícese de la capa de gases que envuelve la Tierra y permite la vida, gracias a la maravillosa capa de ozono. Esa a la que hemos estado agujereando que ahora parece que remonta. La atmósfera está compuesta por varias capas: Troposfera, Estratosfera, Mesosfera, Ionosfera y Exosfera. Aquí cabe resaltar que tenemos dicha capa atmosférica llena de mierda tóxica. Es decir, que si el cáncer de pulmón existe, aparte de ser gracias a Marlboro es por la cantidad de gases nocivos que emitimos e inhalamos.

Quiero aclarar que cada vez que diga emitimos, me refiero: a mí cuando cojo el coche; a tu prima cuando en pleno mes de enero tiene la casa a 40º; al ejército cuando saca a pasear a sus aviones, a ti cuando te empeñas en comer carne todos los días; demandando a las industrias cárnicas unas cantidades ingestas de vacas que tienes cuatro estómagos y se tiran unas flatulencias que ríete tú de cuando comes fabada; a los chinos cuando queman carbón como si no hubiera un mañana. A todo eso y más. Aparte de todos los gases contaminantes que dañan nuestra salud, de forma totalmente directa. Hay otros, que se quedan atrapaditos en la atmosfera para mandarnos recuerdos a modo de olas de calor. Los de efecto invernadero, vapor de agua (sí, sí, de los más importantes), dióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno, ozono y CFCs. No es nada extraño que el vapor de agua sea el principal gas de efecto invernadero, ya que este es un proceso totalmente natural que nos aporta el calorcito suficiente para que haya vida en la Tierra. El asunto es que con tanto gas en exceso, se recalienta. La atmósfera como sistema no es capaz de digerir todas las emisiones que hay de forma continuada por todo el planeta. Yo creo que es deber de todos darle un respiro. Biosfera: esta es la más preciosa. En esta vamos a enmarcar cuatro puntos o partes. Suelo, vegetación, fauna y fauna humana. El suelo, súper mega importante. Más que nada, porque en él se cultivan los alimentos que nos comemos. Y también los minerales, metales y tierras raras raras raras que se utilizan para hacer el televisor de plasma, el coche fantástico, el móvil que llama, la tablet absurda. Todo eso, que no se come, pero que a veces da la sensación de que alimenta más a esta sociedad que la comida. El día de mañana veremos a alguien partiendo la pantalla de su tablet con un cuchillo y un tenedor. La vegetación, eso verde… que nace del suelo. Eso.

Entonces, el cambio climático afecta a la vegetación en el momento que hay plantas que por encima de ciertos rangos de temperaturas dejan de reproducirse y mueren. Y vaya, que no tienen agua suficiente para sobrevivir. Lo que me pasa a mí a menudo, que se me secan las plantas porque no las riego. Me pasa, no soy un ejemplo a seguir. No me juzgues pero tengo plantas de plástico del Ikea hechas con jodidos derivados del petróleo porque soy incapaz de hacer que las plantas de verdad tengan una vida digna. Punto y aparte. Vamos a refrescar un concepto básico y divino de cuando éramos jóvenes: la fotosíntesis. Esa cosa fantástica que hacen las plantas. Y no te lo vas creer, pero sí, en efecto, captan CO2. No no, pero es que por si fuera poco, emiten oxígeno. ¿Cómo te quedas? Estupefacta, ¿verdad? Además, si a un árbol le dejas crecer, incluso puede darte sombra! Bueno, no todo es perfecto y algún contra tenía que tener y es que no emiten ondas wifi cancerígenas. Pero oye, nos ayudan a respirar, quizás debiéramos tener eso en cuenta.

La fauna, todos esos animalicos preciosos que hay sobre el planeta. Los mismos animalicos que llevas en tu carcasa de móvil o tatuados vete tú a saber dónde… hay animales más bonitos (según no sé muy bien qué cánones de belleza) y otros que no tanto. Lo que está claro es que los animalitos se están volviendo muy locos. Locos en el sentido de que gracias a nuestro empeño en cargarnos el planeta, estamos modificando sus hábitats, sus comportamientos, sus biorritmos, todo. Un ejemplo, que se me ocurre. Las langostas, esos crustáceos que dicen ser deliciosos para el paladar humano. Digo dicen, porque yo no he probado una en mi vida, ni ganas tengo. Bueno, pues estos animalitos con pinzas se reproducen cuando las aguas son más cálidas. Como ya he dicho unas cuantas veces, la temperatura del mar está subiendo, esto genera una superpoblación de langostas. Y tú piensas, de puta madre, hoy ceno langosta, total hay más, seguro que baja el precio del mercado y me puedo comer un sándwich de langosta. Pues me temo que no. Me temo, que las langostas no van a permitirte disfrutar de sus carnes amiguito. Ya lo hacen ellas por ti. Imagínate lo loco del asunto que, las langostas se han vuelto caníbales. Igual que los hámsters. De esta manera, pueden controlar la población de la especie. Es como si, en la racionalidad del ser humano, en China hubiesen decidido merendarse a su segundo hijo. ¿Qué necesidad tendrán las langostas de comerse unas a otras por nuestra culpa? Y si ni los osos polares ni el canibalismos langostero te convencen, hazlo por la gastronomía. Si bien es verdad que el planeta sería más sostenible si los humanos llevásemos una dieta vegetariana, una gastronomía variada es una cosa preciosa que hay que conservar, por algo están de moda los tv shows de cocineo. Cada vez, te va a ser más difícil comerte un pulpo a la gallega. Ya está. Ya lo he dicho. Ni el pulpo Paul se va a librar del cambio climático.

Por último te tenemos a ti, fauna humana, que piensas que hoy por hoy la economía es la panacea y que sin tu smarthphone, el futbol profesional, la compra compulsiva y las notificaciones de Facebook, no eres un ser completo. Todo esto, al norte del globo. Hay fauna humana, más humana en otras partes del planeta que lamentablemente sufre los efectos de las malas acciones que nosotros “seres desarrollados” ejercemos sobre el planeta. Querido ser, es demasiado lo que está en juego. Podría ponerte muchos más ejemplos de caos y destrucción pero no quiero que llores y te quedes bloqueado. Hay tiempo para revertir ciertas situaciones. Y te voy a dar EL MOTIVO para que te pongas manos a la obra. Tú no comes dinero. Tú no respiras wifi, tú no bebes gasolina. Tú, desde luego, con la cantidad tóxicos que ingieres e inhalas al año desde luego es posible que tengas problemas para reproducirte. Así que tú, deberías cambiarlo. Porque hay que generar cambio, pero no climático.

Anuncios

Un pensamiento en “Hay que generar cambio, pero no climático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s