La posición europea en la cumbre del clima de París y la ley del mínimo esfuerzo

El pasado viernes la UE hizo pública cuál será su posición negociadora en la próxima cumbre de París, que pasará por defender una reducción del 50% de las emisiones globales respecto a los niveles de 1990 en 2050. Una posición que parece tomar como fuente las recomendaciones del IPCC en su nivel más bajo, ya que este organismo científico mantiene que es necesaria una reducción entre el 40 y el 70% de reducción para ese año.

Es curioso comprobar una vez más cómo los responsables políticos siguen la tan conocida “ley del mínimo esfuerzo”, como sucede con muchos alumnos de primaria, quienes en vez de buscar el mayor éxito curricular se esfuerzan lo justo para que al llegar a casa sus padres no les sometan a un castigo. La diferencia en este caso, es que no nos jugamos una nota académica, sino que la supervivencia de muchas comunidades y el futuro más cercano. Por ello resulta inadmisible que no se ponga toda la carne en el asador y se busque un cambio radical de modelo de producción y consumo, que es la única alternativa para salir de este colapso ambiental, mientras seguimos defendiendo los intereses de los matones del patio de la escuela (corporaciones petroleras y afines).

Es hora de que los actos sean realmente ambiciosos y no meras lavadas de imagen de cara a la opinión pública, así, respetando el tan conocido principio de precaución, la UE debe de perseguir el horizonte con mayor certeza de no superar un límite catastrófico, o dicho de otro modo, luchar por una reducción de como mínimo un 70% en 2050. Los líderes europeos suelen vanagloriarse de ser los más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático, suponiendo que así sea, al presentar un compromiso tan bajo parece claro que en el marco de las negociaciones las posiciones menos ambiciosas conseguirán reducir el mismo por debajo de las recomendaciones del IPCC. La pregunta evidente que surge entonces es si responde esto a una estrategia previamente calculada.

Conscientes además de que el foco mediático europeo está puesto básicamente en la mitigación dejan de lado otras cuestiones de vital importancia, como son el rechazo a los mecanismos de compra de derechos de emisión, los cuales solo han demostrado ser una vía  para que las reducciones no se deban a los esfuerzos realizados por los países, sino a transacciones financieras que suponen un claro freno al desarrollo de muchos países del sur global. Obviando de nuevo que debido al proceso colonizador son precisamente estas comunidades que siendo menos responsables de las emisiones sufrirán con mayor intensidad los efectos del cambio climático al tener un mayor grado de vulnerabilidad y al haber sido históricamente expoliados de los recursos necesarios para iniciar esta adaptación. De forma paralela y a pesar de que la comunidad internacional cifrase en el triple la cuantía de los daños del cambio climático la UE sigue prometiendo una serie de fondos para la adaptación y pérdidas y daños, que ya tenían que haberse puesto sobre la mesa y que aún siguen sin llegar.

Además la posición europea deja abierta la puerta a las falsas soluciones contra el cambio climático, como la geoingeniería, los mal llamados combustibles alternativos (gas licuado, gas natural, biocombustibles…), la energía nuclear o los cultivos forestales industrializados, medidas que representan claramente una huida hacía adelante y que someten al planeta a experimentos de incalculable pronóstico.

Suceda lo que suceda en París seremos muchos los que seguiremos luchando por un replanteamiento integral del modelo de producción y consumo que aborde una verdadera descarbonización de la economía basada en medidas reales que impulsen un nuevo sistema descentralizado más democrático y justo  que se ciña a los límites naturales desterrando el paradigma del crecimiento ilimitado. Una alternativa que ya está demostrando su viabilidad y que se basa  en una energía 100% renovable con soluciones clave como la agroecología y el comercio local de proximidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s